A diario, desde los medios de comunicación recibes información que te dice que la fruta es un ¨veneno azucarado¨ y, especialmente, desde las redes sociales. Las redes están llenas de los haters de los hidratos de carbono y de los fans de la dieta keto o low carb, que te dicen que la fruta contiene mucho azúcar, que engorda y que, por eso, es malo tomarla si quieres perder peso.

Hace unas décadas, las instituciones de salud señalaron a las grasas como responsables del problema de sobrepeso y obesidad en las sociedades WEIRD. Sin embargo, desde hace unos años el azúcar ha tomado el relevo de la culpa del exceso de peso en estas sociedades occidentales. Esto ha dado pie a la moda de la corriente keto o las dietas low carb. Debido a que los hidratos de carbono están en el punto de mira y la fruta tiene azúcar, la fruta ha pasado a estar dentro de esos alimentos que se te dice que tengas cuidado en consumir cuando quieres perder peso. Pero, ¿esto es así? Hoy esperamos ayudarte a desmentir este mito.

¿ES UN PROBLEMA EL AZÚCAR DE LA FRUTA?

nutricionista

La fruta tiene un azúcar naturalmente presente que se llama fructosa. Como hablamos en otras entradas si tienes intolerancia a la fructosa tienes que tener en cuenta cuánta y qué tipo escoges comer para que a nivel digestivo te sientas bien. Sin embargo, las frutas son más conocidas por aportar agua, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, que por aportar azúcar. Estos componentes son positivos para la salud, siendo los más conocidos la vitamina C, el licopeno o el resveratrol.

Debido a su composición nutricional, la fruta se considera un factor de protección frente a la obesidad o sobrepeso, al riesgo de sufrir varios tipos de cáncer, y problemas de salud cardiovascular.

 

 

¿COMO LA FRUTA APORTA AZÚCAR ENGORDA?

Lo primero de todo es tener en cuenta que ningún alimento tiene la capacidad de hacer engordar o adelgazar. Para ganar peso tendrás que comer más energía de lo que te mueves. El ejemplo más claro lo tienes en tu cuenta bancaria, si quieres ahorrar tendrás que gastar menos dinero del que necesitas para poder agrandar tu cuenta de ahorros. Pues digamos que lo mismo le sucede a tu cuerpo. Para ganar peso, el conjunto de toda tu dieta tendrá que aportarte más energía de la que gastas. Pues bien, sabemos que la fruta es en un 80-90% agua, en un 5-10% fructosa y glucosa (hidratos de carbono) y el resto fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Por tanto, la fruta no es solo azúcar sin más, sobre todo si la tomamos fresca y entera. Por un lado vemos que en su mayoría es agua, y por otro lado vemos que aporta fibra. Por eso, además de aportarte poca energía, su fibra te va a ayudar a permanecer más tiempo saciado/a. Algunas de las frutas con más fibra son: la manzana, pera, naranja, mandarina, kiwi, frutas del  bosque (fresas, moras, arándanos), higos o ciruelas.

¿ENTONCES LA FRUTA NO ENGORDA NI ES MALA PARA MI SALUD?

nutricionComo has podido ver hasta aquí, la fruta aporta poca energía y mucha saciedad. Pero además, ¿cuándo comes normalmente la fruta? De postre o entre horas, por lo que el mayor beneficio de su consumo en una dieta saludable o para pérdida de grasa corporal, es que va a estar desplazando el consumo de otros alimentos normalmente malsanos. Por ejemplo, cuando incluyes una fruta en un postre, en un almuerzo, en una merienda, estás desplazando el consumo de rosquilletas, empanadillas, bizcocho, cereales azucarados, galletas, sándwiches de embutido, papas, cacahuetes fritos con sal, postres lácteos azucarados (arroz con leche, natillas, mousse, copa de chocolate…). Si hubiera que tomar algo entre horas será mejor aportar fruta que cualquier producto ultraprocesado que no va a ser saciante y que, además de azúcar añadido, va a aportar grasas refinadas. Entonces, en esos momentos del día escoger un alimento saciante y bajo en calorías como la fruta, va a ser más interesante que escoger un ultraprocesado muy energético y nada saciante como lo son los productos comentados.

 

CONCLUSIÓN

Por todo esto, un buen mensaje para tu día a día es el de toma 2-3 piezas de fruta fresca y entera a diario. Esta opción es una decisión saludable y útil tanto para perder peso, como para mantenerte sano/a, por los nutrientes que aporta, y por la capacidad de desplazar el consumo de otros alimentos malsanos altos en azúcar añadido y grasas refinadas, y poco saciantes. No dejes que tu alimentación esté en manos de la última moda que haya en las redes sociales, porque tu cuerpo funciona al margen de modas y las frutas siempre van a ser una opción saludable para tu organismo.

Ayuda a tus seres queridos a que dejen de tener miedo de comer fruta compartiéndoles esta información.

Noelia Plaza

Nutricionista

Llámanos
Cómo llegar