La Navidad está a la vuelta de la esquina. Con ella llegan los especiales momentos de alegría, celebración, y los banquetes especiales de comida. Es en esta época del año cuando más solemos preocuparnos sobre cómo van a afectar esas comidas a nuestros hábitos alimentarios y a nuestra composición corporal y salud.

Hoy queremos contaros cómo disfrutar de las navidades sin tener la sensación de haber comido en exceso y habiendo disfrutado de todas las delicias navideñas. Lo más importante es que al finalizar las navidades tengas la sensación de haber mantenido una relación positiva con la alimentación respetando tu salud desde tu propio autocuidado. Para ello, os dejamos en este artículo varias estrategias prácticas para vivir la Navidad con equilibrio, disfrute y sin caer en la trampa de la restricción.

 

Tips para unas navidades saludables:

A continuación te dejamos una serie de consejos sobre cómo gestionar las navidades de forma saludable. Recuerda, la planificación, escuchar a tu cuerpo y mantenerte físicamente activo/a, va a ser lo más importante para mantener tu vitalidad y salud durante estos días navideños.

planifica tus comidas en navidad

  1. Planifica con antelación:

A veces se le da excesiva importancia a las comidas extras de la Navidad porque, aparentemente, solemos creer que son 2-4 semanas enteras de extras. La realidad es que son menos días de lo que parece. Por ello, saca el calendario e identifica los días clave, como Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y día  o noche de Reyes. Al hacerlo, podrás anticipar las ocasiones en las que es probable que vaya a haber comidas más copiosas y, por tanto, puedas realizar elecciones conscientes en otros momentos. Por ejemplo: si en los eventos señalados es cuando comes de postre los dulces navideños, el resto de días opta por fruta de postre. De esta forma habrás disfrutado de tu turrón favorito en las comidas y cenas familiares, mientras el resto de días de diciembre y enero sigues construyendo tu estilo de vida saludable optando por fruta de postre.

alimentacion consciente en navidad

  1. Moderación, no privación. Escucha a tu cuerpo:

Las comidas y cenas de Navidad suelen ser más abundantes de lo habitual. Lo recomendable es que disfrutes de todos los platos que quieras probar pero escuchando las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo. Mantener esta conexión consciente de mente y cuerpo te servirá para disfrutar de todos los sabores de la mesa con sensación de satisfacción, ni sensación de privación. Recuerda, no te obligues a comer solo porque sean fiestas, escuchar las señales de tu cuerpo te ayudará a evitar excesos innecesarios reduciendo tener los clásicos problemas de digestión como reflujo o acidez al escuchar las señales de tu cuerpo.

comida saludable en navidad

  1. Opciones saludables y equilibradas:

Fuera de esas comidas señaladas, no tienes ni que compensar ni restringir, simplemente mantén tus hábitos de vida saludable. Incluye en tus almuerzos y meriendas fruta, yogur natural o kéfir y unos frutos secos, y en tus comidas y cenas sigue incluyendo a las verduras como protagonista principal, opta por proteínas magras o veganas, hidratos de carbono integrales y fuentes de grasas saludables. Esto no solo aportará nutrientes esenciales, sino que también ayudará a equilibrar el disfrute de las fechas señaladas con la salud.

 

  1. Movimiento y actividad física:

Aprovecha el tiempo libre de tus vacaciones y el exceso de energía que has comido para mejorar tu rendimiento en el gimnasio, en bajar el tiempo que tardas en recorrer 1km, en salir a la montaña a disfrutar de la naturaleza haciendo senderismo o ciclismo… En resumen, el ejercicio es una píldora de salud que hay que tomar durante todo ya que mejora tu estado de ánimo y reduce el estrés de tu día a día.

 

  1. Hidratación:

La bebida de elección tanto en navidades como el resto del año tiene que ser el agua. Las bebidas alcohólicas no son interesantes ni para tu salud ni para tu composición corporal. Alternar entre bebidas alcohólicas y agua puede ayudarte a controlar el consumo de calorías y mantenerte bien hidratado.

 

Conclusión:

En resumen, disfrutar de la Navidad con hábitos de comida saludables no significa que tengas que renunciar o privarte de los platos y dulces típicos de las navidades. Recuerda, la clave está en la planificación, en escuchar las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo y en tomar la píldora diaria de actividad física. Adoptando estos consejos podrás disfrutar de las comidas especiales de estos días, sin sensación de culpa o remordimiento y sin comprometer tu salud y bienestar físico y emocional.

Que esta temporada esté llena de momentos alegres y saludables para ti y tus seres queridos. Ayuda a tus seres queridos compartiendo esta información para que disfruten en plenitud del gozo de la Navidad. ¡Felices fiestas!

NOELIA TRUJILLO

DIETISTA NUTRICIONISTA

Llámanos
Cómo llegar