Y de desayunos va la cosa, después del taller en pepita&grano hoy hablamos de recetas de desayunos saludables aptas para toda la familia, que además de sanas, están riquísimas. Aunque hay muchas opciones; fruta con frutos secos, revuelto de huevo y verduras, yogur griego con frutos secos y  pasas… aquí nos centraremos en las recetas de desayunos basadas en tostadas, gachas y puddin de chia.

Tostadas integrales distintas

Además de las famosas tostadas de aceite y sal o de tomate, que no tengo ningún problema con ellas, vamos a dar más opciones de tostadas para quien no quiera aburrirse en la primera comida del día:

  • Tostada de hummus con pimiento asado
  • Tostada de aguacate con tomate y albahaca
  • Tostada de crema de cacahuete casera con fresas y canela
  • Tostada con nutella casera
  • Tostada con requesón y dátiles
  • Tostada con queso manchego, tomate y orégano.

Estas son solo ideas, pero las opciones son miles, tanto dulces como saladas. La idea es no utilizar productos ricos en azúcar ni grasa de mala calidad.

Gachas de avena

Como no dentro de las recetas de desayunos saludables no podían faltar las gachas de avena o el “porridge” inglés. A mi personalmente me gustan para los días fríos.

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena
  • un vaso de leche o bebida vegetal
  • dátiles, arándanos, plátano y almendras (o cualquier cosa para darle otro toque).

Ponemos la leche a calentar en un cazo con la taza de avena, y calentamos a fuego bajo, sin que llegue a hervir y removemos un par de minutos. Añadimos a la mezcla los dátiles triturados y si nos apetece canela, semillas de chia o cacao puro. Cuando ya tenga una textura “papilla” la apartamos del fuego y la servimos en un bol/taza. Nos esperamos a que se enfríe un poquito para no quemarnos la lengua y agregamos la fruta y los frutos secos a gusto, y listo =).

Puddin de chia

Un desayuno para la gente que va con prisas por la vida! Es rapidísimo y muy sencillo, además de una de las recetas de desayunos más combinables que existe.

  • 3 cucharadas de chia
  • Leche o bebida vegetal
  • Fruta o frutos secos, o ambos 😉

Ponemos en un tarrito que cierre bien 3 cucharadas soperas de chia y lo cubrimos con leche o bebida vegetal, luego tenemos dos opciones; lo dejamos reposando un par de horas en la nevera, o cerramos el bote y lo agitamos con fuerza, como unas maracas. En un par de minutos agitándolo podemos comprobar que ya es una gelatina. Ahora solo queda agregar la fruta y listo.

 

Laura Guillem Molina, dietista nutricionista en Nutriemoción (Valencia)