El sobrepeso como factor de riesgo

Actualmente cerca del 40% de la población padece obesidad. Es evidente que la obesidad trae consecuencias negativas en la salud de las personas. Una persona con sobrepeso tiene el riesgo de padecer enfermedades coronarias, hipertensión, diabetes, cáncer, osteoartritis, etc.,  pero, qué pasa con las personas que están delgadas ¿Tienen el mismo riesgo? La respuesta es sí.

La baja condición física en personas delgadas: otro factor de riesgo

sobrepeso-valenciaFrancisco B. Ortega, nº colegiado 8519 COLEF, ha demostrado en un estudio de la Universidad de Granada que una persona delgada con baja condición física tiene el mismo riesgo de padecer enfermedades que una persona con sobrepeso u obesidad. Es decir, ya no vale de escusa que como se está delgado no hay que hacer ejercicio.

Se ha demostrado en diferentes estudios científicos que las personas, con sobrepeso o sin él, que tienen una condición física baja, tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedad cardiovascular, por cáncer, etc.

Por lo tanto, la baja condición física es un factor de riesgo, en igual medida e incluso más que la obesidad y la hipertensión.

Beneficios de una buena condición física

La lista de beneficios de tener una condición física óptima es tan grande que se llega a plantear que no existe ningún fármaco que tenga tantos beneficios en tantas dimensiones de la salud, física, mental y cognitiva. Por lo que, la actividad física pasa a ser el fármaco que más beneficios tiene en la salud de las personas ¿a qué esperas a tomar la píldora?

Cómo obtener una buena condición física

educador fisico valenciaTe invitamos a tomar la píldora con nosotros en NUTRIemoCIÓN de la mano de Rubén Domínguez, nuestro educador físico ( lo que la gente comunmente conoce como entrenador personal). Nuestro entrenador personal se entrevista contigo para que le cuentes qué es lo que quieres conseguir en tu condición física, pero también para conocer qué es lo que no te ha funcionado en el pasado, cuándo sueles desmotivarte y qué es lo que gusta y lo que detestas en materia de ejercicio físico. Sólo así se podrá diseñar un programa que te acople. No todos somos iguales, por lo tanto, no todo nos funciona a todos. Una vez conocida tu situación, tus objetivos y tus gustos, nuestro entrenador personal te hará una propuesta de entrenamiento.