Muchísimas personas beben café todos los días, pero, ¿realmente nos gusta el café? ¿o preferimos el dulce del azúcar y nos tomamos el café como excusa? Generalmente, estamos acostumbrados a sabores muy marcados, tanto dulces como salados, y nos es difícil volver a acostumbrar al paladar a sabores naturales, como el amargo característico del café.

Como evitar el azúcar del café

café valenciaSi nos tomamos 3-4 cafés al día, y a cada uno le añadimos un sobre de azúcar, la suma no es nada despreciable, por eso, aquí os dejamos algunos truquitos para ir reduciendo paulatinamente el azúcar.

Uno de los trucos más utilizados y comunes para reducir el azúcar (o edulcorante, ya que lo que buscamos es acostumbrar al paladar a sabores naturales) es añadir canela, ya
que ésta especia realza el sabor dulce y oculta un poco el sabor del amargo.

Otro truco es añadir limón, así el sabor cítrico nos enmascara el amargo. Y como
no, añadir leche o bebida vegetal también nos puede ayudar a que nos guste con menos azúcar.

Recomendaciones

Son muchos los alimentos (o más bien dicho, productos) que llevan azúcar añadido, si sumamos el azúcar de los productos más el que añadimos a todos los cafés que nos tomamos, es una gran cantidad.

Hagamos números; 8g de azúcar por sobre (más o menos, hay varios Café dietistatamaños). Si no tomamos 4 cafés al día; 8×4; equivalen a 32g de azúcar. Teniendo en cuenta que el máximo de azúcar que hasta ahora recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud) es de 50g, nos quedamos muy cerca, y si además tenemos en cuenta que la recomendación se plantea bajarla a 25g al día; solo con los cafés ya lo pasaríamos.

Una forma de ir disminuyendo parta de la ingesta de azúcar es ir reduciendo la cantidad paulatinamente; si te tomabas el sobre entero, pasemos un par de semanas a medio sobre, luego, cuando el paladar ya se haya acostumbrado, pasemos a un cuarto de sobre… y así poco a poco hasta que nos acostumbramos al sabor del café, y seamos cafeteros auténticos.